fbpx
Lo que debes evitar cuando haces ejercicio

Muchas veces hablas, escuchas y lees sobre qué y cómo ejercitarte, la forma correcta de hacerlo y todo lo que recomiendan poner en práctica los profesionales y conocedores del tema.

En esta ocasión queremos instruirte sobre lo contrario, es decir, complementar tu conocimiento con aquellas cosas que NO debes hacer o que debes evitar antes, durante y después de realizar actividades físicas ya sea en el gimnasio o fuera de él:

  • Como punto de partida NO debes saltarte o ignorar el calentamiento antes de comenzar tu actividad física, puesto que esta actividad previa prepara a tu cuerpo para el esfuerzo que vas a realizar posteriormente y te permite afrontar en mejores condiciones tu rutina y/o recorrido, además reduce considerablemente el riesgo de sufrir lesiones.
  • Evita realizar ejercicio o actividades físicas utilizando ropa y calzado inadecuados. La ropa y calzado deportivo tienen su razón de ser, además de hacerte ver bien y sentir más cómoda, evitan que tengas laceraciones en la piel como ampollas, rozaduras, irritación, etc. Y te brindan el apoyo y soporte necesario para que puedas realizar tus movimientos reduciendo el impacto en tus articulaciones, evitando a su vez lesiones.
  • Nunca dejes de hidratarte, ni antes, ni durante, ni después de tu sesión de ejercicio. La hidratación es indispensable para el bienestar y funcionamiento de tu cuerpo, más aún cuando realizas actividades físicas pues con el sudor perdemos mucha agua y sin ella tu rendimiento será menor. Además, el agua es esencial para bajar de peso de manera más rápida.
  • No cometas el error de comer menos, come mejor y más saludable. Una sana y correcta alimentación son base para la vida y más cuando realizas actividades físicas, si no te alimentas correctamente no proveerás a tu cuerpo de los nutrientes necesarios para su óptimo desempeño, te recomendamos asesorarte con un profesional, pues cada organismo funciona de manera única según sus características.
  • No exijas demasiado a tu cuerpo. Es común que al iniciar un plan de entrenamiento en alguna nueva disciplina quieras hacerlo rápidamente, sin embargo, debes evitar exceder las cargas y la cantidad de trabajo, como ya sabes lo recomendable es ir poco a poco progresando en las cargas, repeticiones y a su vez en tu esfuerzo.
  • No te niegues el descanso necesario. Tan vital como el ejercicio, la buena alimentación y la correcta hidratación es el descanso, escucha a tu cuerpo, organízate y evita dormir menos de 8 horas al día, también respeta los días de descanso, son necesarios para que tus músculos descansen y los tejidos se regeneren.
  •  Y por último, NO sufras tu entrenamiento, pues este es el primer paso para dejarlo y volver al sedentarismo, al contrario, aprende a disfrutar del ejercicio y vuélvelo parte de tu estilo de vida, esto te permitirá disfrutar de una actividad que además brindará salud y bienestar a tu cuerpo, impactando en los demás aspectos de tu vida.

Comentarios relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =

close Ir a la tabla de comparación